Sí, lo confieso. Tengo una debilidad. Cada año hago una pequeña escapadita hasta la capital andorrana. ¿Que no has estado nunca? Entonces, ¡acompáñame!

Mi primera visita a Andorra La Vella estuvo inducida (lo reconozco) por su fama de ser el paraíso del “shopping”. Para ser sinceros, lo que más me atraía era la idea de encontrar el “ofertón del siglo” y las archiconocidas “gangas” andorranas. Recuerdo que fue en Navidad, hace unos años ya. Fue una escapadita improvisada, para hacer lo típico que se hace en La Vella: recorrer tiendas arriba y abajo, comer bien, cenar bien,  visita obligada a Caldea y vuelta a casa. ¿Nada más? Sí, por supuesto: paseos por la iluminada ciudad que dicho sea de paso, desprende una magia especial por estas fechas.

Fotografía: elmundoenmimaleta.com
Fotografía: www.elmundoenmimaleta.com

En ese primer viaje descubrí que los chollazos en Andorra ya no existen. O mejor dicho, que se limitan a los perfumes, cremas varias, tabaco y gasolina. Lo de las “pechadas” en coche para encontrar verdaderas gangas  se terminó hace muchos años, a no ser que vivas muy cerca y no vayas a gastar en gasolina lo que te puedas ahorrar en la compra del producto.

Pero… Andorra es mucho más… no sé qué fue lo que realmente me enganchó de este pequeño país, pero no he podido dejar de visitarlo cada año. Y en cada visita, voy descubriendo nuevas facetas del pequeño principado. Porque Andorra también significa cultura, nieve, ocio, relax y naturaleza…

ESTANYS DE TRISTAINA: NATURALEZA ANDORRANA

Si te apetece salir de la capital, pero no tienes muchos días para disfrutar en Andorra, te recomiendo que te acerques hasta los estanys de Tristaina. No tardarás más de media hora en llegar hasta el punto de partida de la ruta en la estación de esquí de Ordino-Arcalís (ver mapa) por lo que no hay excusa posible para no visitar tan espectacular lugar.

El inicio de la ruta no tiene pérdida: el sendero sale de la parte trasera del Restaurante La Coma (es el único que hay). Si tienes suerte, la barbacoa del exterior estará encendida, por lo que es más que probable que el aroma de la carne asada se apodere de tu pensamiento y no puedas evitar probar tan suculentos manjares una vez concluida tu excursión montañera por estos lagos de alta montaña.

El recorrido no asusta, se trata de un itinerario fácil y tal vez pueda saber a poco a los experimentad@s montañer@s. Pero aunque lo seas, no deberías perderte esta visita: ¡realmente merece la pena! (wikiloc)

El desnivel no es acusado, ten en cuenta que el parking desde donde sales está a unos 2.200 msnm y el Pic de Tristaina se encuentra a unos 2.889 msnm. No te preocupes, no es necesario que llegues hasta arriba si no quieres, puedes pasear por los lagos y darte media vuelta, sabemos que la idea de una parrillada sigue martilleando tu pensamiento…

ANDORRA´14 195Dedícate a pasear, escuchar el sonido del agua cristalina de los riachuelos que corren hacia los lagos. Sumerge tus pies en las gélidas aguas mientras contemplas los nevados del circo glacial. Incluso en el mes de agosto podrás encontrar nieve en este lugar. Llena tus pulmones de aire puro y observa la estampa. No te decepcionará.

¡¡Hasta el próximo año, Andorra querida!!

Anuncios