¿Vas a viajar a Cuba y no sabes qué itinerario seguir? Te contamos nuestro viaje por la isla durante 21 días.  Tómatelo con calma, en Cuba se vive despacio, por lo que no te sorprendas si una vez allí tu recorrido sufre algún que otro cambio… No te apures, volverás y tendrás el tiempo suficiente para conocer el resto 😉LA HABANA (3 días)

  1. CIENFUEGOS (3 días)
  2. TRINIDAD (2 días)
  3. SANCTI SPIRITUS (unas horas)
  4. CIEGO DE AVILA (unas horas)
  5. MORON ( 2 días)
  6. CAYO GUILLERMO (un día)
  7. VILLA CLARA (un día)
  8. LA HABANA (escala 😉 )
  9. VIÑALES (3 días)
  10. CAYO JUTÍAS (1 día)
  11. PINAR DEL RÍO (1 día)
  12. LA HABANA (3 días)

Nuestro recorrido comenzó en La Habana, donde estuvimos los 3 primeros días “inspeccionando” el territorio y haciéndonos un poco a los contrastes habaneros. Para movernos de una ciudad a otra, utilizamos todo tipo de medios de transporte, pero principalmente el bus. Ten en cuenta que las distancias, a pesar de no ser excesivamente largas, necesitan un tiempo en extra para recorrerse en comparación con Europa.

La tranquilidad de Cienfuegos nos gustó mucho. De la ciudad nos movimos al Nicho y a Playa Ancón, pero esta vez dejamos el bus para movernos en el Renault 11 de un muchacho de Cienfuegos. Tenemos que reconocer que no teníamos planificada ninguna ruta en concreto. Sólo sabíamos que queríamos conocer Trinidad, Viñales y Santa Clara,  y que no queríamos acercarnos a Varadero. Fue un lugareño el que nos indicó lo más interesante para ver, lo que merecía la pena y lo que no, muchas veces en contradicción con lo que nos cuentan las guías de viaje.

Seguimos con la visita obligada a Trinidad, desde donde nos movimos hasta el Valle de los Ingenios utilizando esta vez, dos medios de locomoción diferentes: el tren, para la ida, y el caballo, para la vuelta. No tiene desperdicio,  recomendamos fervientemente la experiencia.

De Trinidad nos dirigimos hacia Morón, que nada tiene que ver con el resto de poblaciones que visitamos: nada turistizada, pocos alojamientos, pero una hospitalidad de esas que quitan el hipo. Desde allí decidimos dirigirnos a la playa, más concretamente a Cayo Guillermo y Playa Pilar, hasta donde llegamos en un bus de los trabajadores de los hoteles de la zona.

Vuelta a Morón y de allí a Villa Clara (Santa Clara). Pasamos una noche en la archiconocida localidad, pero solamente porque llegábamos por la tarde y no había bus hasta el día siguiente. No pudimos hacer caso a la recomendación de nuestro amigo: llegar por la mañana, pasar allí el día y dirigirse a La Habana, sin pernoctar en la villa.

Nuestro siguiente destino fue Viñales, que nos enamoró. Paisajes que atrapan y música que encandila el alma. De Viñales hasta Cayo Jutía en un Chevy de color granate. Existe por ahí una playa desierta, donde nadie te molestará. Si te interesa, te contamos, en secreto, dónde está. No vaya a ser que pierda su encanto…

Los últimos coletazos los dimos en La Habana, para despedirnos de esa isla que te conquista y donde sin duda, sabes que volverás…

En caso de necesitar más información sobre el itinerario, recomendaciones de viaje, escribe un comentario. Te contestamos!!!

Anuncios