El Parque Nacional Volcán Poás es una visita obligada en cualquier viaje a Costa Rica. Solamente hay una pequeña gran pega: es excesivamente caprichoso, y no siempre se deja ver… Esconde a menudo su extraordinaria belleza de tal manera que no todo el mundo puede llegar a contemplarla…

SOBRE CÓMO HACER FRENTE A LOS CAPRICHOS DEL POÁS:

  • Es muy habitual que el volcán se encuentre cubierto por las nubes y que tu visita resulte un fiasco, porque créeme, no vas a ver absolutamente nada y te vas a poner de muy mal humor, ya que habrás gastado 15$ y perdido un día de tus preciadas vacaciones. Aunque cuando te levantes luzca un sol espléndido, puede que el volcán esté cubierto. No te confíes.

Recomendación #0: Tómatelo con mucha calma. 

Recomendación #1: acude tempranito, pues suele normalmente suele despejarse entre las 9-10 a.m.

Recomendación #2: antes de pagar, consulta la visibilidad del volcán en la página de vulconogía y sismología de Costa Rica, OVSICORI. Esta operación puedes hacerla también mientras desayunas o haces turismo por la zona (para no perder tiempo).  Compra la entrada solamente cuando se despeje y muévete, puede que en cuestión de media hora vuelva a nublarse. Ten en cuenta que a 2.700 msnm. el tiempo puede ser cambiante.

Recomendación #3: pregunta en la boletería si el Poas se ha dejado ver los días anteriores, te dará una pista sobre la probabilidad de que se despeje a lo largo de ese día.

Recomendación #4: no pierdas demasiado tu tiempo. Si no has conseguido verlo por la mañana, es difícil que puedas hacerlo por la tarde. Aprovecha el día para visitar las Cataratas La Paz y su mariposario. La entrada es cara, pero merece mucho la pena. Aunque al llegar todo te parezca una turistada, vas a disfrutar de los paseos que hay de catarata a catarata y del paisaje en el cual te vas a adentrar. Para saber dónde alojarse cerca del Poas, leer Alojamiento en Costa Rica: Cabinas Las Fresas.

Recomendación #5: Si tu itinerario y tus días de viaje te lo permiten, vuelve a intentar luchar contra los caprichos del volcán al día siguiente. Si puedes, no te vayas de Costa Rica sin verlo. Personalmente y después de visitar los cuatro volcanes costarricenses más famosos de Costa Rica (Irazú, Arenal, Turrialba y Poás), te recomiendo éste último, su laguna y sus fumarolas no te dejarán indiferente.

Recomendación #6: Si te encuentras a un tipo que dice ser trabajador del volcán, y te ofrece una visita nocturna (guiada y gratuita) para ver las estrellas y los ovnis que frecuentan todas las noches el lugar, bajo tu responsabilidad. Nosotras decidimos no ir. Demasiada adrenalina.

Recomendación #7: no desesperes. En nuestro caso, a la tercera fue la vencida. Pero lo conseguimos 😉 . Esa imagen no se olvida…

14355050_1217445234942368_7478794997730217885_n

NOTA IMPORTANTE: a fecha de hoy, el Poás se encuentra cerrado a los visitantes por erupciones volcánicas que vienen sucediéndose desde el 2017. Consultar aquí  y en la página OVSICORI.

(Reabierto en agosto 2018. Se recomienda consultar las páginas mencionadas antes de la visita)

Anuncios